Mucho se sabe de la historia de Mar de Copas, pero poco se sabe de las historias con Mar de Copas. He aquí la mía a manera de regalo por sus 25 años.

Era 1994 más o menos, y Mar de Copas (MDC) llegó a mí por medio de mi hermano Helman (a quién tengo que agradecer mi gusto por el rock luego de que llegara a mi casa con un cassete de rock alternativo, pero esa es otra historia que ojalá pueda contar más adelante). Volviendo a MDC, mi hermano llega con un casete que contenía la canción Mujer Noche, y de verdad no sé si era el primer casete de la banda o era uno de esos tipicos casetes que contienen una variada lista de canciones grabadas al azar. Mi hermano llegó con el objetivo de hacernos escuchar específicamente Mujer Noche y desde ahí MDC ha estado presente en mi cabeza, pero solo por Mujer Noche.

El año 99 me fui a pasar el verano a Lima, lo cual coincide con la presencia masiva de bandas peruanas en las radios, especialmente radio América (94.3) que por desgracia ya no existe; y coincide también con la edición del disco Suna, del cual cada single fue un éxito seguro: "Suna", "Maquina del Tiempo", "Enloqueciendo" y "Adios Amor" sonaron harto. Con ese arsenal yo quedé maravillado y desde ahí dije “qué buena banda”, y como tenia un vacío del 94 al 99 en donde solo sabía de Mujer Noche, había que ponerse al día de inmediato. Cada canción que escuchaba me parecía increíble (a pesar que muchos dicen que suenan igual). El inicio de guitarras de "Entre los Arboles" me escarapeló el cuerpo, la potencia de "Al pasar de las horas" era innegable, la fuerza de "Fugitivo", la alegría de "Dulce y Velóz", la melancolía de "Una Historia más", fueron motivo suficiente para hacerme hincha de la banda. Tenía que verlos en vivo.

No sé si fue el 2000 o 2001, pero yo siendo chibolo pulpín sin ingreso más que lo que me enviaban mis papás desde Cerro de Pasco, tenia que ahorrar y finalmente pude comprarme una entrada para un festival de muchas bandas peruanas que finalizaba con MDC. Este festival fue en el anfiteatro del Parque de la Exposición, y fue la primera vez que veía en vivo a varias bandas que escuchaba por la radio. Es así que luego de ver buenos previos como Indigo, Madre Matilda, Dolores Delirio y Líbido, era finalmente el momento de ver a MDC por primera vez. Obviamente no decepcionaron, fue lo máximo, pero hubieron canciones que en ese momento no manyaba y que ahora me doy cuenta que bien pudieron ser parte de un setlist de "Solo caletas" sin problemas. Había que seguir escuchando.

Luego llegaría el disco MDC en vivo y eso solo sirvió para confirmar ese cliché molestoso para algunos de "banda de culto" y demostrar que en vivo son tan buenos como en sus discos. Yo ya estaba al día con ellos, así que era momento de iniciar lo que todo fanático hace, comprar sus discos. El “Si algo así como el amor está en el aire” fue el primero que conseguí, o me lo regalaron, no recuerdo, pero literalmente rayé el disco. Y si compraste nuevo disco y lo rayaste, de cajón debes ir al concierto de presentación, cierto?
El concierto de presentación fue también en el Anfiteatro del Parque de la Exposición y yo ya estaba cancherazo. Fui con mi hermano Arnol con quien rayé el disco. Luego de tocar todo el disco nuevo, se dió paso a las canciones conocidas y las no tanto. Yo en ese concierto canté todos los temas a cuello pelado, ¡qué chevere por mi madre!

Ya en nivel de groupie, seguía a la banda lo más que podia: fui hasta Chaclacayo, a La Noche de Barranco con foto incluída con Wicho que lastimosamente quedó atrapada en mi Hi5 pues no recuerdo mi clave (la tenia con latinmail, alucinen), muchos festivales acompañado de mi hermano y amigos con los mismos gustos, y obviamente al peruano japonés cuando sacaron el disco acústico "De Tierra" y muchos más.

Cuando sacaron el Seis y el Lado B, fue evidente que estuve en el concierto de presentación que hicieron en Plaza San Miguel. Ahí me acompañó Isabel (mi chabela) la que es mi esposa ahora y compañera de andadas, y que a pesar de no compartir mi gusto por MDC e inclusive bulearme con eso (“su musica es Buena…para hacer dormir”), respeta mi mardecopez. Fui con un polo ya viejito que sorprendentemente aún me quedaba y disfruté mucho el concierto. Mi chabela tiene un video donde lucho sin éxito por conseguir una baqueta de Toto.

No puedo decir que soy un loco MDC que tiene poster, setlist y rarezas así, pero al menos tengo los seis discos de estudio (el Seis autografiado por Wicho), el disco en vivo, el DVD de tierra, el libro que sacaron el año pasado y el polo que si meto barriga aún me queda. Ah, y el casete del primer álbum. Todo lejos del alcance de mi hija que duerme cada vez que los escucha…hasta para eso son grandes!!

Feliz 25 aniversario MDC!!

Un fan.

Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	header_mdc_logo.jpg
Visitas:	1
Size:	23,7 KB
ID:	244158